Cómo eliminar la histamina

Cómo eliminar la histamina

Existen numerosos y diversos síntomas que el exceso de histamina en nuestro cuerpo nos puede generar. La intolerancia a la histamina puede generarnos una cantidad de problemas diferentes y es por eso que en el siguiente artículo te contaremos qué es, sus principales síntomas y cómo hacer para combatirla adecuadamente, utilizando remedios caseros y una buena alimentación acorde.

¿Qué es la histamina?

Seguramente muchos de los que estáis leyendo este artículo nunca os hayáis enterado absolutamente de lo que es la histamina y lo que el exceso de esta puede generar en nuestros cuerpos.

La histamina se encuentra en mayor medida en la piel, los pulmones, el estómago y en la función cerebral y es una de las aminas, es decir de los compuestos químicos orgánicos derivados del amoníaco, que tiene una infinidad de funciones en nuestro organismo.

Por un lado es un mediador inflamatorio en la permeabilidad de los vasos capilares, así como también en la contracción muscular, la función cerebral y la regulación de ácido gástrico en el estómago.

Su función más esencial es la de defender a nuestro organismo de virus y bacterias. Al ser mediadora en la inflamación, cumple un rol muy importante en las personas que suelen padecer reacciones alérgicas, pero no es cierto que la mayor cantidad de histamina signifique mejor salud.

Como en todas las funciones del organismo el equilibrio es la base.

Un nivel de histamina mayor al que nuestro cuerpo tolera es lo que puede generarnos diferentes tipos de síntomas de malestar. Si bien cada persona tiene un nivel diferente de tolerancia a la histamina, se estipula que entre 0,3 y 1,0 nanogramos por mililitro es el nivel correcto en todos los seres humanos.

Es importante destacar que la histamina es degradada por dos enzimas. La más importante es la Dinamo Oxidasa (DAO), la cual estudios recientes explican que su deficiencia puede ser la causal de la intolerancia a la histamina. La otra se trata de la Histamina N-methyl transferasa.

¡¡Ey, espera!!

Lo mismo te interesan estos otros artículos sobre:

⇩⇩⇩⇩⇩⇩⇩⇩

¿Es buena o mala la histamina?

 

Principales síntomas de la histamina

La degradación por parte de estas dos enzimas de la histamina en muchos casos no llega a descomponerla rápidamente como para que esta baje sus niveles en sangre. Allí es cuando sufrimos niveles de histamina más elevados de los que nuestro cuerpo necesita y esto puede traer múltiples síntomas, en los que el déficit de actividad de la enzima DAO tiene bastante que ver.

Diferentes afecciones cutáneas son ligadas al exceso de histamina, entre las cuales se encuentran la inflamación de la piel, específicamente de la cara, la picazón en ojos, oídos y nariz y la urticaria.

También pueden surgir calambres musculares repentinos, dolor de pecho y taquicardia, congestión nasal y conjuntivitis, fuertes dolores de cabeza, fatiga e irritabilidad, pérdida de consciencia por algunos segundos, mala digestión, reflujos, acidez estomacal y hasta en algunos casos ansiedad y estados de pánico.

En el caso particular de las mujeres la histamina fluctúa en el pico de ovulación y los días antes de la menstruación.

Con el embarazo la placenta suele otorgarle a la mujer toda la cantidad de DAO necesaria para degradar en buena forma la histamina, pero una vez que ya haya tenido el bebé los síntomas pueden volver.

¿Cómo se diagnostica eficazmente?

No existen pruebas comprobadas de cómo llegar a un diagnóstico certero de la intolerancia a la histamina, aunque sí se pueden realizar determinados estudios para delimitar los niveles que tenemos de esta en nuestro cuerpo.

Los resultados de diversos estudios, como por ejemplo, medir el nivel de actividad de la enzima DOA en sangre y los análisis de orina y sangre para determinar qué nivel de histamina existe en esos fluidos, estos no parecen tener sentido directo con los síntomas que experimenta el paciente.

Es por eso que antes que la tolerancia a la histamina se reconozca como la causal de determinados síntomas, el médico seguramente se cerciorará de que no se trate de algún otro tipo de trastornos como pueden ser las alergias, la enfermedad inflamatoria intestinal, la mala absorción de fructosa, el sobre crecimiento bacteriano intestinal, la colitis o si el paciente es celíaco entre otros factores.

Antes de comenzar a pensar en un tratamiento en el caso de que seas intolerante a la histamina debes saber que no se trata de una sola cosa sino de un conjunto de actividades y un cambio de estilo de vida que te ayudarán a equilibrar la funcionalidad de tu cuerpo y consecuentemente bajará tu nivel de intolerancia a la mencionada amina.

Una dieta equilibrada de alimentos con bajo contenido de histamina te será muy significativa. Esta debe hacerse bajo la estricta supervisión de un médico nutricionista, que nos de los elementos necesarios para bajar el nivel de histamina.

Aprender a saber qué nivel de histamina es el necesario para cada cuerpo y cuánto será excesivo es una tarea del día a día, ya que en algunos casos existe una tolerancia mucho mayor que otras. Es decir, el límite lo aprenderemos nosotros mismos a modo de ensayo y error.

¿Cómo combatirla adecuadamente con tratamientos?

A estos cambios en la dieta es recomendable sumarle el tratado exhaustivo de todos los conflictos circundantes al exceso de histamina.

Es decir que si nuestro síntoma es el intestino irritable y nosotros previamente tratamos eso particularmente, es muy probable que las reacciones a la histamina también decrezcan.

Esto sumado a una Dieta de Eliminación en la cual también probando individualmente cada alimento se vaya discriminado cuáles generan más intolerancia y cuáles no, mejoraría proverbialmente nuestra salud.

El ejercicio también es uno de los factores más beneficiosos, para todo tipo de malestar, pero también particularmente para reducir los niveles de histamina en el organismo y equilibrarlos a nuestro cuerpo. Se recomienda entre 30 minutos y 1 hora de cualquier práctica deportiva.

Existen diferentes tipos de técnicas de relajación que nos ayudarán sin dudas a equilibrar la histamina.

La relajación muscular y las diferentes técnicas de respiración, así como el yoga y la meditación son excelentes herramientas que incluso de manera gratuita nos darán resultados muy efectivos a la hora de enfrentar el exceso de histamina.

Los mejores remedios caseros para eliminar la Histamina

Bromelina

Posee una enzima capaz de reducir la hinchazón, la inflamación y el dolor y esto la convierte en un antihistamínico natural.

Té de alfalfa

La alfalfa es otro antihistamínico y en té a razón de una taza por día ayuda a reducir los efectos de la histamina en nuestro cuerpo, así como es un potente antialérgico que reduce la picazón de ojos.

Té de ortiga

La ortiga es una planta muy beneficiosa para el cuerpo humano y para la histamina va muy bien.

Vitamina C

Para ponerle fin a las reacciones alérgicas producidas por el exceso de histamina la vitamina C se puede encontrar tanto en alimentos como en suplementos.

Té verde

El té verde se presenta como uno de los mejores antihistamínicos, ya que tiene dos sustancias fundamentales, como la quercetina y las catequinas, que disminuyen en ambos casos la proteína histámica.

Es muy efectivo en las instancias previas a los síntomas de bajos niveles de histamina, a modo de prevención.

Te de rooibos

También conocido como té rojo africano, este es de gran utilidad para frenar la congestión nasal y la sensación de picor y de ardor en la garganta. Sirve para reemplazar medicamentos antihistamínicos que generan sueño.

Vinagre de manzana

Si el problema son las alergias estacionales, el vinagre de manzana es una poderosa solución. Sus sustancias antihistamínicas y antiinflamatorias ayudarán a aliviar los síntomas del exceso de histamina.

Yogurt natural

La fermentación por la que pasa el yogur hace que mantengamos lejos esta enfermedad.

Té de ginkgo biloba

Este te es también muy beneficioso para esta enfermedad, ya que bloquea la histamina.

Los mejores alimentos si tienes intolerancia a la histamina

¿qué hacer?

Para bajar los niveles de histamina de nuestro cuerpo necesitamos saber bien cuáles son los alimentos que tengan un bajo nivel de esta.

Verduras y granos

El consumo de cualquier verdura, excepto los garbanzos y la soja, son recomendables como bajos en histamina. Reemplazar el chocolate por la algarroba y consumir pan de quinoa, de arroz, de espelta o de trigo sarraceno también será conveniente.

Mejor condición para consumir carnes

En relación a carnes rojas y pescados, estos tendrán menor nivel de histamina si se consumen frescos, con un máximo de 48 horas de nevera.

Algas y endulzadores

El consumo de algas también es una opción sin grandes contenidos de histamina, así como reemplazar el azúcar por estevia o azúcar integral de caña.

Información alimentaría correcta para personas con histamina

Alimentación correcta para personas con histamina en Video


10 de los mejores alimentos que puedes tomar antialérgicos


Páginas de referencia:

https://www.cuerpomente.com/alimentacion/nutricion/dieta-reducir-histamina-alta_1162

https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2018-10-15/histamina-deficit-dao-alergia-alimentaria_1629053/

https://www.traza.net/2019/03/08/que-es-la-histamina-y-como-reducirla-en-alimentos/

http://www.adrianaduelo.com/histamina-endogena-estres/

https://www.lacasaambar.org/es/2015/05/20/lenguaje-del-cuerpo-se-expresa-la-histamina/

https://www.joaquimlamora.com/intolerancia-a-la-histamina/

https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/sintomas-intolerancia-histamina_1262

Leave a Reply